Los resultados fueron publicados en un libro donde se comparten valiosos antecedentes de esta especie y se propone una estrategia para su recuperación, especialmente considerando el bajo nivel de recursos hídricos que necesita para su mantención.
La empresa protege el Santuario de la Naturaleza de Monte Aranda, que tiene cerca de cien ejemplares de esta especie.


La Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile junto a Minera Los Pelambres realizaron una investigación científica sobre la palma chilena y cómo esta especie mejora el manejo de ecosistemas en zonas semiáridas como la región de Coquimbo. Los resultados fueron publicados en el libro “Palma Chilena, una especie emblemática que Chile necesita recuperar”, y que fue lanzado en la casa central de la misma casa de estudios superiores en el contexto del mes del Medio Ambiente.

Dentro de los antecedentes de esta investigación, destaca que la palma chilena existe hace 65 millones de años y es una de las especies más emblemáticas de Chile Central y del país. Además, genera un positivo impacto en la conservación de ecosistemas, reforestación, recuperación de napas subterráneas, manejo del recurso hídrico, protección del bosque esclerófilo, entre otros beneficios.

“La palma necesita un bosque esclerófilo para desarrollarse bien y con eso, incluso podemos empezar a recuperar el agua en una cuenca de secano donde hay cuatro meses sin agua prácticamente. Si forestamos el bosque esclerófilo con la palma chilena, se mejoran las condiciones hídricas y los caudales de invierno van a bajar para aumentar los de verano; entonces la cuenca empieza a funcionar de mejor manera”, destacó Luis Alberto González, Doctor en Ciencias Forestales de la Universidad de Chile y quien lideró el equipo de investigación.

Lo anterior, considerando que la Palma Chilena utiliza poca agua y resiste largos períodos de sequía, por lo que ayuda a mejorar ecosistemas con las características que tienen los valles de Choapa y Pupío, colaborando en la detención del avance del desierto.

Mauricio Larraín, gerente general de Minera Los Pelambres, reafirmó el compromiso de la empresa con operar en forma armónica con el medio ambiente. “A partir del conocimiento científico se puede aportar para recuperar especies vulnerables, que además, tienen un gran impacto positivo en la biodiversidad. Esta iniciativa es un aporte a la investigación, proyectando un entorno más sustentable y de acuerdo a nuestros lineamientos como compañía”, señaló.


En la presentación, también se resaltó el alto beneficio económico de esta especie por la extracción de su savia, miel muy apetecida en el mercado. “Es un esfuerzo por mirar lo que es más allá de la Palma Chilena. Cómo a partir de ella, una recuperación de bosques, de tierras, se puede convertir en una política agrícola más sustentable y virtuosa”, afirmó el ex Presidente Ricardo Lagos, quien participó en el lanzamiento como experto en economía y sostenibilidad.

El Santuario La Palma Chilena de Monte Aranda es uno de los santuarios protegidos por Minera Los Pelambres con el propósito de asegurar su conservación y potenciar su alto valor ambiental. Junto a este, también administra los Santuarios Quebrada Llau- Llau y Laguna Conchalí. En total, 20 mil hectáreas de ecosistemas que protege como parte de los compromisos asumidos en su Resolución de Calificación Ambiental y que contribuyen a fortalecer los ecosistemas de la provincia del Choapa.