En el marco del programa “Cosecha, potenciando la producción rural del Choapa” vecinos de localidades urbanas y rurales de ambas comunas recibieron capacitaciones, asesoría en sus planes de inversión y se adjudicaron recursos para mejorar sus proyectos y emprendimientos.


Alonso Maldonado, vecino de la localidad de San Agustín en Salamanca, se dedica hace más de 15 años a la confección de los tradicionales aperos de huasos, trabajo en el que también involucra a sus familiares y amigos. Alonso creía que su producción podía ser mayor y que podría dar más empleo en la zona y por eso se atrevió y postuló al programa para hacer crecer su negocio. “La etapa que viví en Cosecha fue muy bonita, participativa y muy provechosa, generamos un plan de negocios y compartimos nuevas experiencias con otros beneficiarios”, explicó orgulloso Maldonado, uno de los 188 beneficiados del Programa “Cosecha, potenciando la producción rural del Choapa”.

 El programa de fomento productivo, ejecutado en la provincia por Fundación Minera Los Pelambres, busca mejorar las condiciones productivas de microempresarios y pequeños productores urbanos y rurales para disminuir sus brechas y entregar productos y servicios de calidad a la comunidad.

Este año se realizó la primera versión del Programa “Cosecha” en Illapel y la segunda versión del mismo en Salamanca, el que en 2017 ya había beneficiado a 159 pequeños empresarios. Esta iniciativa es parte la cartera de Somos Choapa, convenio de colaboración entre Minera Los Pelambres, la comunidad y los municipios de ambas comunas.

El alcalde de Salamanca, Fernando Gallardo, destacó el éxito del programa el que además se realiza por segunda vez en la comuna. “La idea es que todos nuestros emprendedores tengan las mismas oportunidades y en este sentido, estamos muy contentos, porque este es un programa que avanza bien y la gente ha entendido que estas oportunidades deben tomarlas”, explicó el edil. Por su parte, el alcalde de Illapel, Denis Cortés, explicó que “estamos todos aprendiendo en este proceso en el que buscamos una forma de invertir más en las personas, sobre todo en quienes tienen más dificultades para emprender”. 

Los emprendedores fueron capacitados por profesionales del Centro de Desarrollo de Negocios de Illapel y por alumnos y docentes de la Universidad Católica del Norte. Además, el programa contó con la colaboración del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Seremi de Salud, la Oficina de Patentes del municipio e INAPI, instituciones que aportaron con sus conocimientos y experiencia para entregarle nuevas herramientas a los 188 productores beneficiados.

“Estamos agradecidos de que los emprendedores confíen en el programa “Cosecha” porque nos permite aportarles en el camino del emprendimiento. Queremos seguir recibiendo buenos proyectos para así hacernos parte y apoyar a los vecinos que toman el riesgo de emprender”, señaló Alejandra Medina, gerente de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres, quien además, destacó que es otra de las líneas de trabajo de la compañía y que tiene relación con aportar al fortalecimiento de distintos rubros y así mejorar las oportunidades comerciales y, por lo tanto, calidad de vida de las personas.

El programa en ambas comunas contó en total con 121 proyectos agrícolas, 31 del sector turismo, 25 relacionados a la artesanía y 11 al comercio identitario, con un importante liderazgo femenino en las postulaciones con 102 emprendimientos adjudicados por mujeres y otros 86 proyectos presentados por hombres.

Héctor Olivares, vecino de la localidad de Socavón en Illapel, postuló al programa para poder comprar un secador de nueces con energía solar y así mejorar una parte de su proceso productivo. “Ya estoy cosechando y vendiendo mi producción de nueces partidas y con etiquetas a Copiapó. El programa me parece súper bueno, porque hay muchos emprendedores del sector rural que necesitamos este empuje para poder hacer crecer nuestras pequeñas empresas. Esta instancia hay que aprovecharla”, explicó entusiasmado Olivares.