CONOCE MÁS SOBRE EL BOTADERO CERRO AMARILLO

CONOCE MÁS SOBRE EL BOTADERO CERRO AMARILLO

HOME

CONOCE MÁS SOBRE EL BOTADERO CERRO AMARILLO


¿Qué es un botadero o escombrera?

Los botaderos, o escombreras, son depósitos de roca utilizados por las operaciones mineras en todo el mundo para acopiar material estéril que debe ser removido con el fin de llegar al mineral. También se utilizan en obras civiles, como la construcción de túneles o carreteras, para dejar el material que se remueve. Por lo tanto, no es basura.


¿Cómo se decide donde construir un botadero?

De acuerdo al plan minero, se habilitan distintas zonas cercanas a los yacimientos para utilizarlas como depósitos de roca. En el caso de Minera Los Pelambres (MLP), las autoridades ambientales y mineras han autorizado la construcción de distintos botaderos a lo largo de los años, los que cumplen con toda las normas y leyes vigentes en Chile.


¿Cerro Amarillo fue autorizado por los organismos competentes ambientales y mineros?

Sí, Cerro Amarillo obtuvo todos los permisos legales y sectoriales requeridos, tal como ha sido confirmado por las autoridades chilenas.

Basado en la cartografía oficial vigente (1996, Instituto Geográfico Militar), en los años 2003 y 2004 el Estado de Chile otorgó a MLP concesiones mineras y permisos ambientales y sectoriales para construir el botadero donde actualmente se encuentra ubicado.

Al amparo de dichos permisos y concesiones mineras, MLP construyó y operó el botadero Cerro Amarillo. Incluso, en 2010, la compañía fue autorizada por SERNAGEOMIN para aumentar su altura máxima.

La cartografía oficial de Chile sólo fue modificada, en su versión impresa, en 2007 (IGM), cuando el botadero ya estaba operando. Este cambio no fue informado ni publicado. Tampoco fue reflejado en la cartografía digital que se podía adquirir en el Instituto Geográfico Militar (IGM).

Límite Internacional Cartografía IGM Ed. 1996

Valle Amarillo


¿Cuándo se inició el conflicto Cerro Amarillo?

En 2014 Xstrata Pachón, una empresa filial de la multinacional Glencore, que dice ser propietaria de concesiones mineras al otro lado de la frontera, demandó civilmente a MLP solicitando la remoción de las rocas hacia el lado chileno y el pago de indemnizaciones.

Después, en 2015, presentó una denuncia penal por supuestos delitos de usurpación de tierras y de aguas, y de contaminación con residuos peligrosos, identificando como imputados a algunos de los ex gerentes generales de MLP y luego al Presidente de su Directorio.

Cabe destacar que Cerro Amarillo ocupa en suelo argentino sólo 0,15% del terreno que dispondría el proyecto Pachón.

Límite Internacional Cartografía IGM Ed. 2007

Valle Amarillo


¿Cuáles son las acciones realizadas por Minera Los Pelambres para contribuir a solucionar este conflicto?

Tan pronto MLP tuvo conocimiento del problema, en 2011, detuvo sus operaciones en el botadero Cerro Amarillo e informó a las autoridades chilenas.

A partir de ese momento, y a pesar de no ser responsable del problema, MLP ha promovido una solución.


Gestiones en Chile:

En 2011, cuando la compañía tomó conocimiento de que podría haber un problema en la línea de frontera, paralizó la operación del botadero Cerro Amarillo e informó sobre la situación al Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Desde esta fecha, Minera Los Pelambres no ha podido ingresar al lado argentino del botadero, ni implementar medidas para prevenir posibles impactos sobre el medio ambiente asociados a este tipo de obras.

En 2012, una Subcomisión Mixta Binacional efectuó una señalización del límite, colocando 10 señales en las zonas en que existía dificultad de interpretación.

Minera Los Pelambres ha solicitado en numerosas ocasiones la intervención del estado chileno a fin de buscar una solución consensuada con el estado argentino. Atendido el origen y la naturaleza misma del problema, no es posible encontrar una solución sin la intervención y acuerdo de ambos estados.


Gestiones en Argentina

Asimismo, con el fin de llegar a un acuerdo para satisfacer las preocupaciones ambientales de la Provincia de San Juan, MLP también ha sostenido contactos con las autoridades de la Provincia de San Juan. Producto de ello, en abril de 2016, llegó a un acuerdo para implementar ciertas acciones preventivas que son naturales para este tipo de obras, a objeto de evitar cualquier posible impacto en el medio ambiente.

En concreto, se acordó:

(a) el retiro de los neumáticos que estaban temporalmente en el sector del botadero y

(b) el aislamiento o cierre ambiental del mismo, sujeto a los más altos estándares y bajo la supervisión del PNUD.

Sin embargo, por razones que están más allá del control de la Compañía, la Provincia de San Juan dejó unilateralmente sin efecto el acuerdo. De todas formas, MLP completó el retiro de todos los neumáticos mineros y los trasladó hacia depósitos autorizados dentro de sus operaciones, para lo cual contó con el acuerdo de los estados de Chile y Argentina.

Posteriormente, en 2017, MLP hizo dos propuestas ante los tribunales argentinos para poder ejecutar algunas obras provisionales en el contorno del botadero Cerro Amarillo y así prevenir cualquier efecto sobre el medio ambiente, en tanto se discute el fondo de los juicios.

Asimismo, Minera Los Pelambres ha planteado al estado de Chile, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, una propuesta para lograr una solución definitiva al problema.

Retiro de Neumáticos:

A finales de enero de 2017, luego de tres meses de trabajo, la compañía removió la totalidad de los neumáticos mineros almacenados temporalmente en el sector del botadero Cerro Amarillo, los que fueron trasladados a un patio de acopio autorizado dentro de las instalaciones de Minera Los Pelambres.

Los trabajos de retiro comenzaron el 3 de noviembre de 2016, con la llegada al sector de personal de Gendarmería de Argentina y Carabineros de Chile, quienes habilitaron un paso fronterizo ocasional. Gracias a ello, se pudo custodiar y resguardar que el tránsito de personas y vehículos se hiciera de acuerdo a las legislaciones de ambos países.


¿Cuál es el estado actual del conflicto?

Minera Los Pelambres (MLP) cuestionó la jurisdicción de los tribunales argentinos, ya que siempre actuó sobre la base de permisos otorgados por el estado chileno y a naturaleza misma del problema lleva a que existan mecanismos binacionales más apropiados para resolver la materia. No obstante, la justicia argentina rechazó las excepciones previas y determinó tener jurisdicción para conocer de los juicios.

Debido a lo anterior, MLP respondió el fondo del juicio civil, entregando pruebas al tribunal que este problema no fue causado por su responsabilidad, ya que siempre actuó bajo el convencimiento de que Cerro Amarillo estaba íntegramente en territorio chileno: así lo señalaban la cartografía oficial vigente en 2004 y los permisos sectoriales y ambientales entregados por el estado chileno.

Asimismo, a instancias del estado argentino, que considera que el tema es de carácter binacional y no un conflicto entre privados, se conformó un Grupo de Trabajo Binacional. De acuerdo a informaciones publicadas en medios de comunicación, en esta instancia Argentina está solicitando que se retiren las rocas de vuelta a Chile.

Recientemente se emitió un informe pericial ordenado por el juez penal, que concluye que el material depositado en el botadero tiene un potencial contaminante (como todo botadero, por lo que precisamente es necesario adoptar las medidas de prevención propuestas por MLP). El juez emitió una resolución en la que, junto con iniciar acciones en contra de ejecutivos de Pachón, ordenó el retiro de las rocas y solicitó a peritos que definan la mejor forma de hacerlo.

Frente a ello, la Compañía presentó un escrito ante este tribunal para indicar que el tema del retiro de las rocas está siendo analizado por ambos estados y reiterar la propuesta de medidas preventivas mientras se define el fondo del asunto.


¿Cuál es la posible solución?

Desde el punto de vista minero y ambiental, lo que corresponde hacer es un cierre ambiental del botadero, que es lo que mismo que se realiza con todos los botaderos o escombreras en Chile, en la Argentina y en el resto del mundo. Esa es la solución técnica.

Sin embargo, existen otros puntos de vista que van más allá de lo técnico, frente a los cuales no corresponde que MLP se pronuncie públicamente. Este es un tema que debe ser abordado por los estados, ya que involucra aspectos fronterizos y de la relación bilateral.